miércoles, 10 de mayo de 2017

TAMARINDO

                                         
El tamarindo (tamarindus indica) es un árbol tropical y la única especie del género tamarindus, perteneciente a las fabaceae. Es originario de África tropical, en particular de Sudán, donde sigue creciendo salvaje. Se extendió a Asia meridional, probablemente por la mano del hombre, y se cultiva allí desde hace unos miles de años. se introdujo a América por los conquistadores españoles y portugueses en el siglo XVI. Hoy en día, México y Centroamérica son los mayores productores y consumidores del fruto.
La pulpa de la fruta se utiliza como condimento tanto en Asia como en Latinoamérica. Se usa en la elaboración de salsas y postres. Las hojas, la pulpa y la corteza también tienen aplicaciones medicinales. Por ejemplo, en Filipinas, las hojas son tradicionalmente usadas en té para reducir la fiebre causada por la malaria. También es un laxante eficaz y un somnífero natural.
El tamarindo es muy nutritivo ya que nos aporta hidratos de carbono, contiene proteína vegetal compuesta por aminoácidos como el triptófago, la metionita o la lisina. Además, nos aporta gran cantidad de fibra soluble. Tiene reducido contenido de lípidos, vitaminas A, B3 y C, minerales como el magnesio, calcio, potasio, fósforo, hierro y azufre.
El tamarindo protege el hígado, mejora los casos de colesterol alto, combate el estreñimiento y ayuda a prevenir las hemorroides. En la medicina ayurvédica se usa externamente para rejuvenecer la piel, haciendo un peeling al que se añade café, azúcar o bicarbonato.
He aquí algunas recetas:

INFUSIÓN DE TAMARINDO
1 vaso de agua                                                        
1 cucharada de pulpa de tamarindo
Poner a calentar un vaso de agua en un cazo y cuando rompa a hervir añadimos la cucharada de pulpa de tamarindo, movemos bien y a los cinco minutos apagamos el fuego, se tapa y deja reposar unos minutos.


COSTILLAS DE CERDO AL TAMARINDO
1 cucharada de aceite vegetal
2 libras de costillas de cerdo
1 cebolla blanca mediana
2 dientes de ajo                                                                                        
¼ taza de concentrado de tamarindo
2 tazas de agua
4 o 5 cucharadas de azúcar morena o panela rallada
2 cucharadas de vinagre de vino
1 cucharada de harina disuelta en ¼ taza de vino rosado seco
Calentar el aceite en una sartén grande a fuego fuerte. Añadir las costillas y cocinarlas por los dos lados hasta que estén doradas. Retirar de la sartén y reservar.
Agregar la cebolla finamente picada a la misma sartén revolviendo ocasionalmente de tres a cuatro minutos hasta que esté tierna, agregue el ajo y cocine treinta segundos. Agregue el agua, la pasta de tamarindo, el azúcar, vinagre y caldo. Regrese las costillas a la sartén y deje que hierva. Reducir el fuego y tapar la sartén. Dejar cocinar durante una hora o hasta que estén tiernas. Retirar las costillas a un platón y mantener calientes. Mientras, hierve la salsa hasta reducirla a la mitad quitando toda la grasa posible. Agregar la mezcla de harina y vino, revolviendo hasta que la salsa se vea espesa. Verter la salsa sobre las costillas y servir con arroz blanco.

JALEA DE TAMARINDO 
La jalea de tamarindo es un postre rápido y delicioso que se hace con los tamarindos crudos.
Ingredientes:
4 onzas de tamarindos sin cáscaras
2 tazas de azúcar
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
1 clara de huevo o menos si es grande
Se mojan los tamarindos y se dejan reposar para que se hidraten. Luego se les agrega el azúcar y con molinillo se machaca bien hasta que la pulpa del tamarindo se homogenice con el azúcar. Se agrega entonces la clara de huevo y se sigue revolviendo hasta que la mezcla se vea suavecita. Por último, se agrega el bicarbonato disuelto en un poquito de agua (una cucharada) y se bate hasta obtener una consistencia espumosa y un bonito color claro.

BOLAS DE TAMARINDO
La elaboración de las bolas de tamarindo es totalmente artesanal, fácil. Los únicos ingredientes son azúcar y tamarindo crudo. Las cantidades se calculan teniendo en cuenta el grado de acidez del tamarindo y el gusto de la cocinera. Generalmente es el doble de azúcar que de tamarindo.
Ingredientes:
250 g de tamarindo sin cáscara
500 g de azúcar

Mojar los tamarindos y enjuagar para sacar cualquier residuo de cascara, escurrir y dejar reposar para que se hidraten. Luego de una hora aproximadamente se adiciona el azúcar y se comienza a amasar hasta lograr que la pulpa del tamarindo y el azúcar se integren formando una masa maleable. Las semillas deben seguir dentro de la piel que las cubre y harán parte de la bola de tamarindo. Tomar porciones de esta mezcla y formar las bolas del tamaño deseado. Espolvorear con azúcar para que no se peguen entre sí y dejar secar a temperatura ambiente o al sol. Guardar en recipientes herméticos.

sábado, 14 de enero de 2017

QUINUA

                                      
La quinua es uno de los granos más importantes de los Andes. Es, técnicamente, la semilla de una hierba aunque es considerado un  grano. Pertenece a la familia de las quenopodiáceas (como las espinacas) pero se compara con los cereales por su composición y forma de comerlo. Su sabor es agradable, textura suave, muy versátil y fácil de usar.
Las propiedades de la quinua son básicamente nutricionales. Casi un 20% de su peso son proteína de muy buena calidad. Además aporta todos  los aminoácidos esenciales y es fuente importante de vitamina B y minerales como el zinc, hierro y magnesio, de ahí su popularidad entre los vegetarianos. 
Las propiedades medicinales de la quinua se relacionan con su capacidad para controlar en exceso de colesterol en sangre, además es una semilla libre de gluten por lo que puede ser consumida por personas celíacas.
Se cocina entre 15-20 minutos y puede ser utilizada en una gran variedad de platos desde el desayuno hasta el postre. Sin embargo, hay que seguir unos pasos para su correcta preparación:
·         Lavado: la quinua se protege de los pájaros e insectos con una superficie llamada saponina que si no se saca bien sabe a jabón. El lavado tiene que ser a varias aguas,  hasta que ésta salga transparente.
·         Cocción: la quinua húmeda del lavado se lleva a la olla y se adiciona el agua que apenas la cubra. La cocción es a fuego medio y hay que estar pendiente ya que hay un punto mágico en que la quinua revienta y se ve como como una uñita blanca. Esa es la señal de apagar la olla. Se tapa y se deja reposar. Si se ha tenido el cuidado de no echar demasiado líquido, la quinua lo absorberá y terminará de cocinarse.
·         Cero condimentos: la quinua se cocina sin nada, sólo agua. Los sabores se agregan después, pero no en la cocción.
He aquí algunas recetas con quinua.

QUINUA CON POLLO A LA NARANJA
Quinua cocida  c/n
1 pechuga de pollo
1 ajo porro (puerro)
1 ají pimentón rojo
1 naranja
Aceite de canola
Jengibre
1 taza de vino
Ralle el jengibre y corte en tiras finas la cascara de la  naranja (sin la parte blanca). Ase, pele y corte en cubitos el pimentón. Corte en rodajas finas la parte blanca del puerro. En una sartén grande y honda se lleva el aceite, el jengibre y la cáscara de naranja a fuego fuerte. Agregue el  puerro, rehogue y agregue el pollo cortado en cubitos. Por último el jugo de la naranja, el vino y la sal. Deje cocinar hasta que el pollo y la naranja estén tiernos. Por último agregue la cantidad de quinua cocida a gusto y el pimentón. Revuelva, tape y deje reposar unos minutos antes de servir.

ENSALADA DE QUINUA Y HIERBAS
1 taza de quinua cocida
1 aguacate
Almendras
Menta, albahaca y perejil
Tomates cherry
Aceite de oliva
VinagreSal y pimienta
Pique muy fino una buena cantidad de menta, albahaca y perejil. Pique también unas cuantas almendras. Pique el aguacate y los tomates cherry en cubitos. En un bol mezcle la quinua cocida con el resto de los ingredientes y la vinagreta que se hizo con el aceite de oliva, vinagre, pimienta  y sal. Déjelo reposar un rato y servir.


MUFFINS DE QUINUA CON QUESO
1 ½ taza de harina de quinua
1 ½ cucharadas de azúcar
1 cucharadita de polvo de hornear
½ cucharadita de sal
3 tazas de queso rallado
1 taza de leche
1 huevo
70 g de mantequilla derretida

Precaliente el horno a 180°C, engrase y enharine  el molde de los muffins y mezcle los ingredientes secos: la harina de quinua, el azúcar, la sal, el polvo de hornear y el queso. Aparte, en un bol, bata el huevo, agregue la leche, la mantequilla y bata bien. Vierta la mezcla de la leche sobre los ingredientes secos y revuelva bien con espátula. Llene cada molde hasta las ¾ partes con la mezcla y hornee durante 20-25 minutos.

lunes, 31 de octubre de 2016

ESPINACA CRIOLLA

                          
La espinaca criolla o espinaca de Ceilán (Basella alba), también llamada espinaca de malabar o espinaca china es una especie perteneciente a la familia Basellaceae. Es una parra perenne, que se da muy bien en climas cálidos y húmedos. De crecimiento rápido, alcanza hasta 10 m de largo. Sus hojas gruesas, semi-suculentas, en forma de corazón tienen un sabor suave y una textura mucilaginosa. Como otras verduras es rica en vitamina A y C, hierro y calcio. Tiene bajo contenido de calorías, y relativamente alto de proteínas por calorías. Es una fuente particularmente rica en fibra dietética. También es rica en clorofila que contribuye a la elaboración de la sangre. Buena fuente de vitamina B y ácido fólico.
Las propiedades culinarias de la espinaca criolla incluyen su uso para espesar sopas, para guisos y batidos. Produce gran cantidad de frutos morados que también son aprovechados en jugos.
  
JUGO DE FRUTOS DE ESPINACA
1 Taza de frutos maduros
1 taza de agua
Azúcar al gusto
Lavar bien los frutos y llevarlos a la licuadora con una taza de agua y azúcar al gusto. Procesar por dos minutos aproximadamente, colar y servir.

 ESPINACA GUISADA
1 puñado de hojas de espinaca
1 cebolla cabezona mediana
1 tomate maduro
1 diente ajo
2 -3 ajíes dulces
Sal y pimienta
Aceite c/n
Lavar bien las hojas de espinaca. En una sartén hacer un hogao con el aceite, la cebolla, el tomate, el ajo y el ají picaditos. Agregar las espinacas cortadas en tiras y cocinar hasta que ablande. Agregar sal y pimienta al gusto. Servir como acompañamiento de las comidas principales.

 ZUMO DE ESPINACA, ZANAHORIA, NARANJA Y JENGIBRE
1 puñado de hojas de espinaca
2 naranja
1 zanahoria grande
1 rebanadita de jengibre
Lavar y picar las hojas de espinaca, exprimir las naranjas, pelar y rallar la zanahoria, pelar y picar el jengibre. Colocar todo en la licuadora y procesar por 3 minutos aproximadamente. Tomar sin colar.