jueves, 27 de noviembre de 2014

REPOLLO

Todas las hortalizas de hojas verdes reducen la posibilidad de contraer cáncer y enfermedades cardiovasculares, además de alargar la vida, en calidad y cantidad. El repollo es reconocido como un aliado contra el estrés.
El efecto anticancerígeno se debe a los fitoquímicos y a los glucósidos que contienen todas las crucíferas. Al ser cortadas, pisadas, licuadas o cocinadas, liberan enzimas que transforman los glucósidos en sustancias químicas anticancerígenas. No lo cocine demasiado, sólo dos minutos, pues perderá sus propiedades. Puede también consumirse crudo en ensaladas o frito.
Es, además rico en azufre, fundamental para la piel y las articulaciones, ayuda a combatir las infecciones pectorales y es un potente antibacteriano. Contiene, además, ácido fólico, vitamina C, betacaroteno y fibras.
Contiene sustancias mucilaginosas curativas, similares a las que producen las membranas mucosas del estómago y el intestino para protegerse.

REPOLLO CON GARBANZOS                                    
1 repollo mediano
1 taza de garbanzos
1 zanahoria grande
1 rábano
1 cebolla
1 pimentón verde
2 -3 tomates maduros
Vinagre, sal y pimienta
Primero corte el repollo en tiras finas, como si fuera a hacer chucrut. Lo pone en una olla a presión con los garbanzos, la zanahoria, el rábano, sal, pimienta, un chorrito de  aceite de oliva y suficiente agua. Cocine unos 10-15 minutos desde que comience a pitar.
Mientras, en la cazuela donde se va a terminar de cocinar todo, se rehoga la cebolla y el pimentón verde, finamente picados, con un poco de aceite. Los tomates se pelan, se les sacan las semillas, se cortan en cubitos y se agregan a la cazuela junto con las hierbas de su preferencia.
Cuando los garbanzos y el repollo estén tiernos, se cuelan y se añaden a la cazuela. Se rectifica la sazón y si es necesario se agrega del agua donde se cocinaron los garbanzos.

        ROLLITOS DE REPOLLO CON CARNE 
                                     
1/2 kilo de carne molida preparada
1 repollo mediano
1 tallo de apio
1 zanahoria
1 cebolla
1 diente de ajo
1 cucharada de salsa de soya
Tomates frescos
Deshoje el repollo y páselo un minuto  por agua caliente para suavizarlo.
Sazone la carne molida con salsa de soya, pimienta, sal, vinagre, cebolla rallada. Agregue un poco de arroz crudo. Rellene las hojas de repollo con la carne, envuelva bien y prense con palillos. Pique  la zanahoria, el apio,el ajo, los tomates. En una sartén honda haga un lecho con las verduras picadas, coloque encima los rollitos y agregue agua hasta cubrirlos. Tape y cocine a fuego lento por aproximadamente una hora o hasta que el agua haya evaporado casi en su totalidad. Cuando estén saque los rollitos quíteles el palillo, colóquelos en una bandeja y báñelos con la salsa que quedó en la sartén.

ENSALADA DE REPOLLO CON AGUACATE
                                   
½ repollo mediano
1 aguacate
1 cebolla
1 tomate
Vinagreta
Picar finamente el repollo, pelar y picar en julianas el tomate y la cebolla. En una ensaladera mezclar el repollo con la cebolla y el tomate. Preparar una vinagreta con 1 cucharada de vinagre, tres de aceite de oliva, sal y pimienta. Sazonar la ensalada. Por último, pelar y picar en cubos el aguacate. Agregarlo con movimiento envolvente y servir enseguida.

                  CHUCRUT                                                    

5 libras de repollo
½ cucharada de sal por cada libra de repollo
Quitar el corazón del repollo y cortar en tiras finas (del grueso de una moneda). Echarlo en una ensaladera grande y espolvorear con la sal. Mezclando bien  con las manos, estrujando el repollo para que suelte el agua.
Lavar un recipiente grande de gres o vidrio con agua jabonosa, enjuagarlo y escaldarlo con agua hirviendo, escurrir y colocar el repollo salado, en tandas, en el recipiente.
Se formarán zumos a medida que la vayas envasando y apretando hacia abajo. Se repite el proceso hasta llenarse el recipiente hasta 1 cm del borde. Asegúrate de que el zumo cubra la col, si no es así, se prepara una salmuera adicional mezclando 2 cucharadas de sal con 1 litro de agua hirviendo, y se deja enfriar a temperatura ambiente antes de volcar al recipiente.
Tapar el repollo y ponerle un peso encima para mantenerlo sumergido en la salmuera. Poner varias bolsas de polietileno dentro de otra para obtener una bolsa de espesor múltiple,  se la llena con la disolución de salmuera (2 cucharadas de sal/1 litro de agua) y se coloca  sobre el repollo. La bolsa debe encajar bien con la parte interior del pote, para mantener la col apartada del aire, ello evita el crecimiento de mohos y/o fermentos. La cantidad de salmuera de la bolsa puede variarse para mantener la col sumergida. Retuerza y ata la bolsa para cerrarla.
Luego se cubre con una toalla gruesa, atando en torno al pote para sujetar todo (plástico y toalla). No abrir hasta que la fermentación haya concluido. La fermentación empieza el segundo  día, donde el tiempo consumido dependerá de la temperatura ambiente: óptima temperatura ambiente para obtener la chucrut 24ºC, tardando 3 semanas; a 21ºC 4 semanas; a 18ºC, 5 semanas; a 16ºC, 6 semanas. Temperaturas encima de 24ºC son inconvenientes pues aceleran demasiado la fermentación y se estropea. Se vigila la temperatura ambiente para determinar cuándo hay que comprobar el chucrut. Retirar la tapa. La fermentación se habrá completado al cesar el burbujeo y cuando ya no suban más burbujas a la superficie al golpear suavemente el pote.
El chucrut se puede consumir tal y como sale del proceso de fermentación y también sirve como base para hacer ensaladas añadiendo fruta cortada y aceite.

martes, 11 de noviembre de 2014

GUANDÚ

El guandú, gandul, quinchoncho o frijol de palo es una leguminosa arbustiva. Se discute si su origen es India o  África,  pero se cultiva hace más de 3.000 años y se sabe que llegó a América a través del intercambio de esclavos.
Sus semillas son utilizadas en la alimentación humana y como forraje para la alimentación animal. Contiene entre 18 y 25% de proteína y un alto contenido de lisina, metionina, potasio, magnesio, calcio, hierro y fósforo. Además, el guandú tiene propiedades medicinales. Sus flores y brotes verdes se emplean para enfermedades del aparato respiratorio.
Es muy utilizado en la culinaria del Caribe, en países como Colombia, donde se elaboran platos tanto de dulce como de sal.

GUANDÚ GUISADO CON BOLITAS DE PLÁTANO                           
1 plátano verde
2 cucharaditas de harina
2 tazas de guandú cocido
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
1 cucharada de ají picadito
1 cucharada de aceite de oliva
Sal, pimienta y comino al gusto
Cilantro para decorar
Lavar y poner en remojo el guandú desde la noche anterior. Botar el agua del remojo, enjuagar y poner a ablandar el guandú. Cuando este blando apagar. Aparte, rallar el plátano con la parte más fina del rallador, mezclarlo con dos cucharaditas de harina,  sal y pimienta al gusto. Formar bolitas pequeñas y freírlas en  aceite por unos tres minutos. Agregar el ají,  la cebolla y el ajo picadito. Rehogar unos minutos. Luego echar el guandú con un poco del agua en que se cocinaron. Dejar hervir un rato. Por último sazonar con sal, pimienta y comino al gusto. Antes de apagar espolvorear con el cilantro picadito. Se puede servir solo o acompañado de arroz.

SOPA DE GUANDÚ                         
1 libra de carne salada
1 libra de costillitas de cerdo fresco
½ libra de guandú
1 plátano maduro
½ libra de ñame
½ libra de yuca
1 taza de hogao
Lavar y poner en remojo el guandú desde la noche anterior, lo mismo se hace con la carne salada. Tanto a la carne salada como al guandú se les bota el agua del remojo, se enjuagan y se ponen a ablandar por separado procurando que no quede mucha agua al final. A parte hacer un hogao con tomate, cebolla cabezona, ají,  cebollín y ajo. Picar las costillitas de cerdo y agregar al hogao, dejar cocinar hasta que estén tiernas. Sazonar con sal y pimienta.
Unir en una olla grande la carne salada, el guandú y el hogao con el cerdo. Agregar más agua si es necesario. Llevar a ebullición y agregar el plátano, la yuca y el ñame es trozos pequeños. Dejar hervir unos quince a veinte minutos. Rectificar la sazón. Servir acompañado de arroz blanco.

ARROZ CON GUANDÚ                      
½ taza de guandú
1  tazas de arroz
2 cucharadas de aceite vegetal
1 cebolla pequeña picadita
Sal al gusto.
Lavar y poner en remojo el guandú desde la noche anterior. Botar el agua del remojo, enjuagar y poner a ablandar. Cuando el guandú esté blando, poner a sofreír en  el aceite la cebolla picadita hasta que largue olor y esté transparente. Agregar el arroz y rehogar unos minutos. Luego agregar el guandú, tres tazas del agua en que se cocinó y sal al gusto. Revolver regularmente hasta que seque. Cocinar tapado por veinte minutos más.

DULCE DE GUANDÚ

1 libra de guandú
1 libra de panela
1 coco
Canela y clavito de olor
Lavar y poner en remojo el guandú desde la noche anterior. Botar el agua del remojo, enjuagar y poner a ablandar el guandú. Dejar reposar. Poner en una olla 1 taza de agua y la panela. Llevar al fogón hasta que esté totalmente derretida. Apagar. Rallar y colar el coco en poca agua.
Una vez que el guandú esté frío procesar y colar. Colocar en una paila honda de fondo grueso y agregar la panela filtrada, para eliminar cualquier impureza, la leche de coco, canela y clavito. Dejar cocinar a fuego lento, revolviendo frecuentemente para evitar que se pegue y ahúme. Está en su punto cuando adquiera un bonito color oscuro y al revolver se desprende del fondo.

domingo, 2 de noviembre de 2014

ESPÁRRAGO

El espárrago tiene un 90% de agua, es bajo en calorías y rico en fibra por lo que es aconsejable para las dietas de adelgazamiento. Tiene mucha vitamina A y en menor cantidad B1, B2, B6, E. También contiene potasio, fósforo, magnesio y calcio y ácido fólico.
Propiedades y beneficios: Hace mucho tiempo fue cultivado con propósitos medicinales como un remedio natural para limpiar la sangre y con propiedades diuréticas, por su gran cantidad de Potasio. Es ideal para la retención de líquidos. Es bueno para el sistema nervioso y fortalece la mente (vitaminas B). Durante la época del Renacimiento, el espárrago fue promocionado como un afrodisíaco y prohibido en las mesas de la mayoría de conventos.
Recetas con espárragos:

RISOTTO DE ESPÁRRAGOS Y PUERRO
               
Como no conseguí espárragos frescos,
usé de los blancos de frasco.
500 g de arroz arbóreo o carnaroli
1  manojo de espárragos
1 puerro mediano
1 litro del caldo de vegetales
1/2 vaso de vino blanco seco

1/2 vaso de leche evaporada
50 gr de queso rallado
1 cucharada de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Cocinar al vapor los espárragos por cinco minutos y pasar por agua fría para conservar el color.  Picar finamente la parte blanca del puerro y sofreír en  el aceite revolviendo frecuentemente, añadir el arroz y rehogar 2 minutos a fuego fuerte. Incorporar todos los espárragos  cortados en trozos regulares. Reservar 3 puntas  por plato para decorar. Bajar un poco el fuego.
Añadir el caldo taza por taza, dejando que se absorba bien de cada vez. Incorporar el vino blanco y, cuando se haya absorbido, añadir la leche evaporada y salpimentar. Incorporar el queso rallado. Remover para integrar el queso con el resto de los ingredientes.
Servir rápidamente adornado con las 3 puntas de espárrago reservadas por plato.


SOUFFLÉ DE ESPARRAGOS Y CHAMPIÑONES
                  
2 ½ taza  de leche
1 pan de molde (sin corteza)
1 frasco de alcaparra con su vinagre
1 manojo  de espárragos
3 cucharadas de mantequilla
Sal y pimienta al gusto
250 g de champiñones*
3 huevos batidos
Salsa de soya (no mucha)
Tabasco (opcional)
Los espárragos se cortan en trozos pequeños, los champiñones se cortan en láminas y se rehogan en mantequilla. Se dejan reposar.
Se moja el pan con la leche, se mezcla bien, se le pone la mantequilla, las alcaparras, la pimienta, la sal, el tabasco y la salsa de soya, la mezcla de espárragos y champiñones. Por último los huevos batidos. Se revuelve rápidamente y se pone en molde engrasado y enharinado. Se cocina al baño maría en el horno. 
Se puede acompañar con la siguiente salsa: En tres cucharadas de mantequilla se fríe una cebolla picada. A esto se le agrega un pote de sopas de tomate y ½ pote de agua, sazónese al gusto y cocínese.
*la receta original es con salchicha.

ESPÁRRAGOS SALTEADOS AL AJILLO
                           
manojo de espárragos frescos
60 gramos de mantequilla
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharadita de sal de grano
1/4 cucharadita de pimienta
3 dientes de ajo machacados
Corta la base dura de los tallos. Derrite la mantequilla en un sartén a fuego medio-alto. Agrega el aceite de oliva, la sal y la pimienta. Cuece el ajo en la mantequilla durante un minuto cuidando que no se dore. Agrega los espárragos y cocina durante 10 minutos, volteando para garantizar una cocción uniforme.

ESPARRAGOS  A LA PLANCHA
Un atado de espárragos verdes
Sal gruesa
Aceite de oliva
Limón 
Cortar los espárragos del mismo largo. Si son muy gordos se pela la parte de abajo. Lavar el manojo y cocinar (preferiblemente al vapor) de 7 a 8 minutos. Se sacan y se ponen en un recipiente con agua helada – para mantener el color verde – escurrir y secar.
Calentar la plancha, poner los espárragos, agregar sal gruesa y asar. Ir dándoles vuelta hasta que estén hechos por fuera y tiernos por dentro. Poner en un plato regar por encima con aceite de oliva y limón. Servir.

jueves, 16 de octubre de 2014

COLIFLOR

Su principal componente es el agua y es un alimento de escaso aporte calórico ya que presenta un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas. Sin embargo, se la considera una buena fuente de fibra dietética, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B5, así como pequeñas cantidades de otras vitaminas del grupo B y minerales como potasio y fósforo.
Tiene propiedades diuréticas, debido a su elevado contenido en agua y potasio y bajo aporte de sodio. El consumo de esta verdura favorece la eliminación del exceso de líquidos del organismo y resulta beneficiosa en caso de hipertensión, retención de líquidos y oliguria (producción escasa de orina). El aumento de la producción de orina permite eliminar, además de líquidos, sustancias de desecho disueltas en ella como ácido úrico, urea, etc. Por ello se recomienda también a quienes padecen hiperuricemia y gota y a las personas con tendencia a formar cálculos renales.
Mis recetas con coliflor 

COLIFLOR AL GRATIN

                           
1 coliflor grande
Salsa bechamel
Queso parmesano
Divida la coliflor en florecitas y hiérvala en agua con sal por diez minutos aproximadamente. Escurra bien. Prepare la salsa bechamel y tenga a la mano el queso parmesano.
En un refractario engrasado coloque una capa de salsa, una de coliflor, una de queso. Repita terminando con salsa y abundante queso. Se lleva al horno a gratinar por aproximadamente 20 minutos o hasta que el queso se vea dorado.

COLIFLOR  “NICOISE”
     
 1 coliflor mediana
Sal, pimienta
½ libra de tomate
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
1 cucharada de perejil picadito
Divida la coliflor en florecitas y cocínelas en agua con sal, por 10 minutos aproximadamente. Escurra bien. 
Mientras tanto prepare la salsa: Pique finamente la cebolla y el ajo,  pele los tomates y pártalos por la mitad, deseche las semillas y parta la pulpa en cuadritos. Derrita la margarina y saltee la cebolla hasta que esté tierna, agregue los tomates y el ajo y revuelva hasta que los ingredientes estén disueltos. Sazónela con pimienta y sal. Coloque la coliflor en la fuente, viértale la salsa de tomate por encima y adórnela con bastante perejil.


COLIFLOR CON TOCINETA Y PAPAS
1 coliflor
6 lonchas de tocineta
2 papas
1 diente de ajo
50 ml. de vino blanco
150 gr. de harina
200 ml de agua fría
Aceite de oliva
Sal y perejil
Separa la coliflor en flores y cocínalas al vapor durante 10 minutos aproximadamente. Escurre y reserva. Pon 1 diente de ajo  en el mortero, agrega un poco de sal gruesa y májalo bien. Añade un poco de perejil picado y el vino blanco. Mezcla bien y reserva. Pela las papas, córtalas en dados y fríelas en una sartén con aceite. Retira y escúrrelas sobre  papel absorbente de cocina. Sazona.
En un bol prepara una tempura con la  harina y el agua fría. Introduce la coliflor en la tempura y fríela en aceite caliente. Escurre en una fuente con papel absorbente. 
Retira un poco de aceite de la sartén en la que has frito las patatas y saltea la tocineta cortada en dados. Incorpora las patatas y el majado y saltea todo bien. Sirve la coliflor  con las patatas con tocineta y adorna con perejil picado.

SOUFFLÉ DE COLIFLOR Y PUERRO


1 coliflor grande
1 puerro grande
3 huevos 
Salsa bechamel espesa
Margarina 
Aceite de oliva 
Sal y pimienta
Lavar y picar los puerros. En una sartén con aceite de oliva, rehogarlos  con sal y pimienta, durante unos 7 minutos. Una vez rehogados, dejar enfriar la preparación.
A continuación, sacar los  rosetones de coliflor, lavarlos y cocerlos en una olla con algo de agua y sal hasta que estén blanditos. Retirar y dejar enfriar.
Preparar la bechamel con ½ litro de leche, 2 cucharadas de aceite y 2 cucharadas de harina, sal y pimienta,
Separar las yemas de las claras.
En un bol mezclar la bechamel con las yemas. Después, incorporar el puerro rehogado. Continuar mezclando.  Añadir a la mezcla la coliflor cocida. Mezclar con cuidado de que no se nos deshaga demasiado. Rectificar la sazón.
Montar las 3 claras de huevo a punto de nieve. Una vez bien montadas, añadir las claras poco a poco a la mezcla anterior. Remover con cuidado con una espátula mediante movimientos envolventes.

Engrasar con margarina  el molde en el que vayamos a hornear el soufflé. Rellenarlo con la mezcla anterior. Introducir en el horno precalentado a 180ºC hasta que haya subido y esté doradito.

lunes, 6 de octubre de 2014

BROCOLI

Es un miembro de la familia del repollo y un pariente cercano de la coliflor, el brócoli contiene más nutrientes que cualquier otro vegetal. El brócoli contiene cantidades grandes de vitamina C, ácido fólico y caroteno beta (vitamina A) que son importantes como antioxidantes. El betacaraoteno es bueno contra las infecciones. Minerales: potasio favorece el impulso nervioso y muscular y hierro.
Investigadores han concluido que el brócoli y otros vegetales crucíferos se deben incluir en la dieta semanal. Consumir alimentos altos en antioxidantes puede reducir el riesgo de algunas formas de cáncer y de enfermedades cardíacas.

BROCOLI, COLIFLOR Y PAPA
1 brocoli  entero
1 coliflor entera
5 papas
1 cucharada de aceite o mantequilla
Sal
Picar las verduras en forma habitual,  como quieras,  poner a calentar la cazuela con una cucharada de aceite o mantequilla, agregas las verduras y  sal. Los tapas y en 15 minutos  los destapas y listo.


SPAGUETI CON BRÓCOLI Y ANCHOAS

1 brócoli entero
250 g de espaguetis
2 latas de anchoas
Aceite de oliva
Poner una cazuela con agua y sal al fogón. Cuando comience a hervir agrega   los espaguetis y cinco minutos antes sacarlos mete el brócoli cortado en gajos. Cuando estén al dente los cuelas y reservas. En una sartén calientas aceite de oliva,  un poco de mantequilla y dos latitas de anchoas hasta que se deshagan. Viertes la mezcla en la cazuela junto a los espaguetis y el brócoli,  le das dos vueltas para que cojan sabor y lo sirves bien caliente con queso rallado. 

BROCOLI AL VAPOR

1 Brocoli 
1 Cebolla
 3 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de vinagre
1 pizca de azúcar
Sal y pimienta al gusto
En una vaporera se coloca el brócoli previamente separado en gajos, 5 minutos  aproximadamente que queden al dente. Se retira el brócoli de la vaporera y se pone a enfriar. Aparte se hace una vinagreta con el aceite de oliva, vinagre, sal y pimienta al gusto y un poco de azúcar. La cebolla se pica finamente y se baña con la vinagreta. Cuando el brócoli esté fresco se mezcla con la vinagreta y la cebolla.


TEMPURA DE BROCOLI

1 brócoli mediano

1 huevo
2 cucharadas de harina
Sal y pimienta al gusto
El brócoli se divide en florecitas, se lava muy bien y se escurre. Se prepara una tempura con el huevo, la harina, sal, pimienta y un chorrito de agua helada o un cubito de hielo. Se pasan las florecitas de brócoli por el batido y se fríen en aceite caliente hasta que doren un poco. Se escurren en toalla de papel y se sirven calientes con la salsa que gustes.

domingo, 28 de septiembre de 2014

BERENJENA

Los flavonoides que le dan el color a la piel de la berenjena tienen propiedades antioxidantes, por lo que se recomienda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer. El fruto,  así mismo,  contiene estatinas que se emplean en el tratamiento de las dislipemias (problemas con las grasas). Ayuda a reducir el colesterol y a prevenir la arterioesclerosis. También reduce los niveles de glicemia, lo cual es beneficioso para los diabéticos.
La pasta del fruto machacado se utiliza como bálsamo aplicado a la piel quemada por el sol. También calma los dolores reumáticos tomando el agua de este fruto machacado y dejado en reposo un día completo.
La berenjena contiene, en pequeñas cantidades, un alcaloide glucosilado llamado solasonina que es toxico. Existe una polémica entre los que dicen que  se debe consumir cocida para eliminar la toxicidad y los que dicen que la solasonina es tan poca que no es toxica consumirla cruda y que además la cocción no elimina la solasonina. Mientras se ponen de acuerdo, se recomienda consumirla cocida para evitar cualquier tipo de efecto no deseado.
Si se combina con otros alimentos como el salvado de avena y brotes de soja, se podrá obtener un remedio casero y natural para bajar el colesterol y triglicéridos altos, así como también para perder peso.
He aquí las recetas con berenjenas que les dejo.

BERENJENAS RELLENAS
6 berenjenas pequeñas
1/2 libra de carne molida
1/2 taza de aroz crudo
1 cebolla grande
sal y pimienta
Tomates
Limón 
Se   parten las berenjenas  en el extremo y  con cuidado se van ahuecando hasta sacarles todas las tripas. La carne se muele con bastante cebolla y se le pone un poquito de arroz crudo – muy poquito-, sal y pimienta. Se revuelve todo bien. Si la carne es magra se le agrega un poquito de grasa, se le pone un poquito de agua o tomates sancochados para que la carne quede floja y con este picado se rellenan las berenjenas, que no queden muy llenas ya que al cocinarse el arroz aumenta. Se ponen en una olla se les intercalan torrejas de tomate, agua que cubra las berenjenas, se le exprime un limón y se le añaden ajos machacados y un poquito de sal. Se pone a fuego lento tapando la olla.

BORONÍA
1 plátano maduro
2 berenjenas medianas
1 cebolla
1 tomate
1 diente de ajo
1 cucharada de aceite
El plátano y la berenjena se pelan y cortan en pedazos medianos. Se llevan a cocinar en poco agua con una pizca  de sal, de manera que cuando estén cocidos no haya que botar el agua sobrante y se machacan con trinche o molinillo. En una sartén, se sofríe la cebolla picadita y el ajo machacado,  en la  cucharada de aceite hasta que larguen olor, sin dejarlos quemar. Se agrega  el tomate pelado y picado y se deja a fuego lento un rato, revolviendo constantemente  hasta que los ingredientes estén desbaratados.
Cuando esté listo el guiso se revuelve con el plátano y la berenjena, se rectifica la sazón agregándole más sal si es necesario y se baja del fogón. No se debe usar vinagre o limón.

CAPONATA
2 o 3 berenjenas
1 cebolla grande
1 tomate maduro
1 penca de apio
Aceitunas
Alcaparra
Almendras
Azúcar, vinagre y sal
Aceite de oliva 
Las berenjenas se lavan y pican en cuadros pequeños y se colocan en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que tome color, la cebolla cortada en julianas se coloca en otra sartén con aceite de oliva y  el apio picado en cuadritos. Se van removiendo al tiempo las dos sartenes. Cuando la berenjena tenga la consistencia deseada se le agrega el tomate pelado y picado, las alcaparras y las aceitunas picadas. Se sigue removiendo. Cuando la cebolla y el apio estén transparentes se les agregan las almendras y se remueve hasta que comiencen a dorar, entonces, se agrega el  azúcar disuelto en el vinagre, se remueve y se deja reducir. Luego se juntan las dos preparaciones, se rectifica la sal y se sirve fría o caliente como entrada o con carnes.

CROQUETAS DE BERENJENA
2 berenjenas
Pan rallado
Queso parmesano rallado
Hojas de albahaca y orégano
Sal y pimienta
1 huevo

Las berenjenas se envuelven en papel aluminio y se asan al horno o sobre fuego. Cuando enfríen se les quita la corteza y la pulpa se coloca en un tazón. Con trinche se termina de desmenuzar y se aparta. El pan de sal se ralla y se cuela, separando la parte gruesa de la fina. Las hojas de albahaca y orégano se pican finamente. Luego agregamos a la berenjena la parte gruesa del pan rallado, el queso parmesano, las hojas picadas, sal y pimienta. Se revuelve bien para que los ingredientes se integren y se deja reposar para que el pan absorba la humedad de la berenjena.Se pone a calentar una sartén con aceite para fritar. 
Se bate el huevo y  se le agrega un poquito de sal y pimienta. Se arman las bolitas de berenjena se pasan por huevo, pan rallado y se fríen en el aceite caliente. Cuando se vean doradas se sacan y se escurren en papel.


ENSALADA DE BERENJENA

3 berenjenas
1 tomate maduro pero firme
2 diente de ajo
1 ramita de romero o tomillo
1 lechuga
Vinagreta
Cortamos las berenjenas, sin pelar, en trozos pequeños y las colocamos en un refractario junto con los ajos y el romero picaditos. Agregamos un chorrito de aceite de oliva y removemos para que se impregnen las esencias. Llevamos a un horno precalentado a 180°C por aproximadamente 30 minutos. Pasamos a un bol y dejamos enfriar. Luego agregamos el tomate cortado en cubo, la lechuga cortada a mano y la vinagreta que hacemos con tres cucharadas de aceite de oliva, una de vinagre y sal y pimienta al gusto.

lunes, 15 de septiembre de 2014

ESPINACA

 La espinaca es un excelente recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es también rica en fitonutrientes, especialmente el beta-caroteno y la luteína, convirtiéndola en un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular. Sus tallos son más ricos en fibra que las hojas.
Además promueve el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos, aumenta la fuerza muscular, ayuda a bajar de peso y favorece el tránsito intestinal y por si fuera poco mejora la visión y mantiene la presión arterial balanceada.
Sin embargo se recomienda hervirla brevemente o saltearlas antes de consumirlas para reducir el contenido de oxalatos, que interfieren con la absorción del calcio, contribuyen a la formación de cálculos renales y afectan a las personas que sufren de gota, artritis reumatoide o artrosis.
Estas son las recetas con espinacas que voy a compartir hoy.

LASAÑA DE ESPINACA
 400 gr de espinacas 
150 gr de tocino
250 gr de queso ricotta
1 cebolla
Hojas de lasaña precocida
Queso emmental rallado
Sal y Pimienta
Para la bechamel:
350 ml de leche
3 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de harina
Nuez moscada
sal y pimienta
Pelar y cortar en trozos pequeños la cebolla. Hacer trocitos con el tocino. Calentar 2 cucharadas de aceite y rehogar la cebolla y el tocino. Añadir después las espinacas cortadas en tiras delgadas,  hasta que hayan soltado todo el jugo. En este momento retirar del fuego, añadir el queso ricotta y mezclar bien.
Para elaborar la bechamel templamos la leche. Ponemos el aceite en una sartén y cuando este caliente se añade la harina que se tostará sin dejar de remover y a fuego lento, una vez doradita se añade poco a poco la leche sin parar de batir para evitar grumos. Una vez haya espesado se añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
Engrasar una fuente de hornear  y cubrir  el fondo con salsa bechamel, luego una capa de  lasaña. Añadir por encima la mezcla preparada de espinacas. Así hasta cubrir 3 capas. Por encima cubriremos con más bechamel y queso emmental al gusto. Meteremos en el horno durante 30 minutos a 180ºC.

ESPINACAS SALTEADAS                                        

2 mazos grandes de espinaca
2 dientes de ajo
1 cebolla cabezona grande
Aceite
Sal y pimienta
Lavar, escurrir y picar las espinacas en tiras delgadas. En una sartén grande calentar el aceite y saltear los ajos y la cebolla. Cuando suelten olor y se vean transparentes, agregar la espinaca y rehogar hasta que pierda volumen. Salpimentar y servir.

CREMA DE ESPINACAS                                          
1 mazo de espinacas
1 cebolla
1 diente de ajo
2 cucharadas de avena en hojuelas
100 g de crema de leche o leche evaporada (opcional)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
En una olla con aceite salteamos la cebolla y el ajo picaditos. Luego agregamos la espinaca revolvemos un poco, agregamos sal,  cubrimos con agua y adicionamos la avena.  Dejamos hervir de 5 a 10 minutos y apagamos. Una vez cocida retiramos parte del agua y procesamos hasta que quede una textura a nuestro gusto. Si la prefieres más líquida se añade agua de la cocción. Se adiciona la crema o la leche. Se rectifica la sazón. Esta crema se puede acompañar con croutones, queso rallado o huevo escalfado.

ESPINACA SALTEADAS CON CHAMPIÑONES Y PAPA


1 mazo grande de espinaca
250 g de champiñones
250 g de papa criolla
1 cebolla cabezona
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Lave, escurra  y corte la espinaca en tiras. Limpie  y corte  en láminas los champiñones. Pique finamente la cebolla y el ajo. En una sartén  caliente el aceite de oliva y agregue la cebolla y el ajo. Cuando suelten olor, agregue los champiñones y la papa. Rehogue unos cinco minutos. Agregue la espinaca y sazone con sal y pimienta. Revuelva para que todos los ingredientes se mezclen. Apenas la espinaca pierda volumen y se torne un poco más oscura está lista para servir.

sábado, 6 de septiembre de 2014

ALCACHOFA


La alcachofa sólo contiene 40 ò 50 calorías y se utiliza en muchas dietas de adelgazamiento. Además la alcachofa contiene Vitaminas A, B6, Calcio, Fósforo, Hierro, Glúcidos, Proteínas, H. de Carbono, Magnesio, Potasio y Sodio.
Beneficios y propiedades. Recomendada para los problemas digestivos y metabólicos, es depurativo, regulariza el intestino y fortalece el sistema inmunitario.
Es buena para las Cefaleas, anti-colesterol, diurética,  depurativa de la sangre, reconstituyente.

Algunas recetas con alcachofas.

ALCACHOFAS CON CHAMPIÑONES 
12 alcachofas
300 gramos de champiñones
125 gramos de  bechamel
75 gramos de margarina
20 cc de jugo de limón
Sal y pimienta 
Cortar los tallos de las alcachofas y despuntar las mismas. Rociar los fondos con el zumo de limón y poner a cocer con agua y sal hasta que estén tiernas.
Se lavan los champiñones y se seccionan en trozos pequeños. Se ponen en una sartén con aceite y cuando estén blandos se retiran.
Hacer la salsa bechamel con 1/2  litro de leche, 2 cucharadas de  margarina , 2 cucharadas de harina, sal y pimienta. Se derrite la margarina y se agrega la harina, se revuelve bien y poco a poco se agrega la leche hirviendo. Sazone con sal y pimienta y cocine hasta que espese suave.
Disponer en una fuente las alcachofas, encima de éstas los champiñones y rociar todo con la bechamel. Poner trocitos de margarina por encima del preparado e introducir en el horno, para gratinar, durante 15 minutos.

ALCACHOFAS RELLENAS 
8 alcachofas
200 g jamón cocido
200 g queso rallado
150 ml salsa bechamel
100 ml vino blanco
Mantequilla y sal 
Primero cortamos las puntas y los tallos de las alcachofas y le vaciamos el centro a cada una. Aparte, ponemos a calentar abundante agua en una cazuela y hervimos las alcachofas durante 30 minutos. Mientras, picamos el jamón cocido y lo mezclamos con la salsa bechamel. Ponemos a precalentar el horno.
Pasados los 30 minutos sacamos las alcachofas y las vamos rellenando con la bechamel y colocando en una fuente de horno untada con mantequilla.
Una vez todas estén rellenas, sazonamos, espolvoreamos con queso rallado por encima, echamos el vino blanco en la fuente y horneamos a 170º durante 20 minutos. Servimos enseguida.

HUEVOS REVUELTOS CON ALCACHOFA
4 alcachofas
1 limón
1 cucharada de perejil picadito
Sal,  pimienta, aceite
Margarina
8 huevos
8 cucharadas de leche o crema
Limpie las alcachofas, córteles las puntas de las hojas y los tallos, córtelas finamente y déjelas en remojo por una hora en agua con limón. Cuélelas y colóquelas en una sartén, con 2 o 3 cucharadas de aceite, mézclelas unos minutos, luego añádales el perejil, una pizca de sal y pimienta y un poco de agua. Cocínelas a fuego moderado, agregando más agua (cucharada por cucharada) si se secan demasiado.
Cuando estén blandas bata los huevos en un tazón, agregándoles la leche o  la crema, una pizca de sal y pimienta y varios trocitos de margarina. Vierta esta mezcla sobre las alcachofas, revolviendo rápidamente con una cuchara de madera, llevando los bordes hacia el centro. Los huevos estarán listos en cuanto empiecen a cuajarse. Sírvalos inmediatamente.

ENSALADA DE ALCACHOFA
1 kilo de alcachofas tiernas.
4 cebollas medianas.
Queso fresco (opcional)
Cortezas de limón.
Aceite, sal y vinagre.
Media lechuga.
Limpia las alcachofas y córtalas en cuatro trozos. Hiérvelas en agua con la corteza de limón. Limpia las cebollas y córtalas en cuatro trozos; hiérvelas separadas de las alcachofas. Escurre todo y pásalo por agua fría.
Coloca en una bandeja la lechuga,  las alcachofas, las cebollas y el queso. Adereza con aceite, sal y vinagre al gusto; puedes añadirle alguna especie o hierba aromática como el hinojo, que le dará un toque especial.
Si las alcachofas son muy tiernas pueden usarse completamente crudas, simplemente frotándolas con un poco de limón para evitar la oxidación.