martes, 3 de febrero de 2015

AUYAMA

Originaria de América, la auyama (Cucurbita máxima de la familia Cucurbitácea), también conocida como zapallo o calabaza, es una planta herbácea silvestre cultivada para aprovechamiento de frutos, hojas, flores y semillas.
Los registros más antiguos fueron hallados en Perú y datan de más de 6.000 a.C.; hace dos mil años ya era domesticada por la cultura mochica, en Perú. A finales del siglo XVI fue introducida en Europa. Hoy se cultiva extensamente en regiones templadas y subtropicales de todo el mundo.
Contiene calcio, sodio, magnesio, zinc, hierro, potasio, fósforo, vitaminas A, C y B, fibra soluble y betacaroteno; además, las semillas son ricas en carbohidratos, aminoácidos, ácidos grasos insaturados, vitaminas del complejo A, K, C, B, E y D y aportan calcio, potasio, niacina y fósforo. 
La auyama aporta muchos beneficios al organismo, entre los cuales están: combate la anemia, es un alcalinizante de la sangre, por lo tanto contribuye a liberar el ácido úrico  y a mejorar la circulación. Tan solo media taza de auyama cocida suministra tres veces los requerimientos diarios de betacarotenos. 
Además sus semillas son un poderoso antihelmíntico. Tomarla en forma de zumo tiene propiedades laxantes y desintoxicantes para nuestro organismo. Cocida posee propiedades terapéuticas en la inflamación del estómago e intestino por lo que su consumo resulta beneficioso en caso de padecer gastritis crónica, síndrome de colon irritable y enfermedad de Crohn. La cocción de la auyama no debe superar los veinte minutos para que conserve todo su aporte vitamínico y aromático.
He aquí algunas deliciosas recetas con auyama:

CREMA DE AUYAMA

2 tazas de auyama 
1 cebolla mediana
1 rama de apio
1 diente de ajo
2 cucharadas de avena en hojuelas
1cucharadita de salsa de soya
Sal y pimienta al gusto
1 ramita de cilantro
En una olla rehogar por unos minutos el ajo, la cebolla y el apio troceados. Agregar la auyama, la avena, la salsa de soya, sal y pimienta al gusto y 2 tazas de agua. Dejar hervir por 15 o 20 minutos. Bajar del fuego y dejar refrescar. Licuar y llevar nuevamente al fogón. Rectificar la sazón y por último agregar el cilantro.

ARROZ DE AUYAMA CON COCO

1 taza de auyama 
2 tazas de arroz
4 tazas de leche de coco
Sal al gusto
Pele, ralle y cuele el coco hasta obtener cuatro tazas de leche. Pele y pique la auyama en cubos pequeños. Lleve al fogón la leche de coco y cuando empiece a hervir agregue la auyama picadita. Deje cocinar por aproximadamente 10 minutos. Agregue el arroz y la sal. Revuelva de vez en cuando hasta que seque. Tape, baje el fuego al mínimo y deje cocinar por 20 minutos más hasta que esté. 

ÑOQUIS DE AUYAMA EN SALSA DE PIMIENTOS ROJOS

½ kilo de auyama
½ taza de leche
Queso ricotta o  requesón
1 cucharada de margarina
Harina de trigo (c/n)
2 dientes de ajo
½ cebolla
½ cucharadita de cilantro picado
Sal y pimienta
2 pimentones rojos
Pelar y cocinar la auyama en poca agua hasta que esté suave. En otra olla hervir la leche y derretir en ella la mantequilla. Cuando la auyama esté lista pasarla a un bol y con un molinillo o prensa papas, hacer un puré. Agregar  la leche con la mantequilla, el queso ricota y unificar. Añada la harina de trigo, poco a poco, hasta formar una masa consistente. Para armar los ñoquis, tome una parte de la masa y estírela en mesa enharinada, en forma cilíndrica. Luego corte los ñoquis y cocínelos en agua hirviendo con sal. Cuando empiecen a flotar están listos.
Para la salsa de pimientos rojos, ase y pele los pimientos. Colóquelos en una licuadora con el ajo, la cebolla, el cilantro, sal y pimienta. Licuar hasta formar una salsa. Llevar al fogón para espesarla, agregar los ñoquis y servir con queso parmesano o queso blanco rallado por encima.

FLAN DE AUYAMA

250 g de auyama
½ taza de azúcar
2 huevos
1taza de leche
1 cucharadita de vainilla
1 pizca de sal
Ralladura de un limón
Cocine la auyama en poca agua y escúrrala. Cuando haya enfriado licúela    junto con la leche, los huevos, el azúcar, la vainilla, la sal y la ralladura de limón. Se vacía en un molde caramelizado y se hornea al baño maría, en horno precalentado a 500°F o 260°C, por una hora aproximadamente o hasta que al introducir un cuchillo salga limpio.

2 comentarios:

  1. Desde ya me pongo a practicar el Flan de auyama para dárselo a mis nietos. Si les gusta se los haré con mucha frecuencia, ya que este alimentos es excelente. Las demás recetas las he hecho y son deliciosas también

    ResponderEliminar
  2. Ufff eso se ve delicioso. Lo voy a hacer. Gracias

    ResponderEliminar