miércoles, 18 de febrero de 2015

TOMATE

   El tomate es un comodín en la cocina. Es considerado tanto una fruta como hortaliza. Todos lo usamos pero no siempre conocemos lo beneficioso de su consumo.
El tomate posee muchísimas propiedades para la salud. Es rico en vitaminas C y A, hierro y potasio. Investigaciones recientes muestran su capacidad en la prevención de enfermedades como el cáncer debido a la gran cantidad de licopeno, excelente antioxidante, defensor de las paredes celulares de los tejidos y la piel. Además, es un depurador de productos tóxicos.
Entre los beneficios para la salud, por consumir tomate se incluyen mejora de la vista, una buena salud intestinal, hipertensión arterial baja, reducción de los niveles de colesterol y triglicéridos, ayuda con los problemas de diabetes y mejora en los problemas de la piel y las infecciones del tracto urinario.
Mucha gente sabe usar el tomate en la cocina, sin embargo, quiero compartir unas recetas que no son tan corrientes.

TOMATES VERDES FRITOS
2 tomates verdes
½ taza de harina de trigo
½ taza de harina de maíz blanco
1 taza de pan rallado
1 yogurt natural o 2 huevos
Sal y pimienta al gusto
Lavamos y cortamos los tomates en rodajas finas, desechando los extremos. Sazonamos con sal y pimienta y dejamos reposar sobre toallas de papel para retirar la humedad.
Cuando los tomates estén secos preparamos tres cuencos: uno con los huevos batidos o el yogurt, otro con las harinas mezcladas y el tercero con el pan rallado. Procedemos a rebosar cada rodaja: remojar, enharinar, remojar, empanar. Por último freímos en abundante aceite caliente y escurrimos sobre toallas  de papel. Servir sobre una cama de lechugas aderezadas con mayonesa picante.

TOMATES SECOS (AL SOL O EN HORNOS)
Tomates maduros
Sal
Hierbas (romero, tomillo, orégano, albahaca)
Aceite de oliva
Tarro de vidrio
Para óptimos resultados, los tomates deben ser carnudos, estar sanos y ser pequeños. Cortar los tomates en mitades al largo. Colocarlos boca arriba en una rejilla engrasada, para que los tomates no se peguen, y esta sobre una bandeja para que recoja el líquido. Regarles sal por encima y si le gustan las especies se puede añadir romero, tomillo, orégano o albaca que combinan muy bien con el tomate y le dan un toque de sabor. Colocarlos en horno bajo (100°C) por el tiempo necesario  para deshidratarlos (8 a 10 horas). En mitad del proceso puede voltearlos para que sequen parejo. También se pueden secar al sol. Este procedimiento es más arduo pero resulta más económico y con mejores resultados. 
Cuando los tomates estén secos, retírelos del horno y deje enfriar. Dependiendo del grado de deshidratación los tomates se pueden conservar empacados al vacío o en recipientes herméticos, sumergidos en aceite de oliva.  Al deshidratar  los tomates estamos potenciando su sabor y, además, se puede aprovechar la cosecha para obtenerlos a bajo precio y conservarlos para los momentos de escases. Una vez rehidratados se usan en ensaladas, guisos y toda suerte de recetas a las que aportan un increíble sabor.

PICO DE GALLO 
La salsa pico de gallo es una salsa versátil que se puede usar con muchos y variados propósitos. Es una de las más famosas y representativas de la gastronomía mexicana.
2 tomates maduros
1 cebolla pequeña
2 cucharadas de cilantro picado
1 limón
Sal y pimienta
½ chile (opcional)
1 cucharada de aceite de oliva
Pelar el tomate, quitarle las semillas y picar en cubitos. Picar finamente  la cebolla. Picar también el cilantro. Colocar todos los ingredientes en un bol, agregar el jugo de limón, sal y pimienta al gusto y el aceite de oliva. Si desea añada el chile en trozos pequeños para darle un toque picante. Servir con pan, tostadas, nachos o lo que prefiera.

HOGAO COLOMBIANO
El hogao es como un pico de gallo pero cocido. En Colombia se prepara en casi todo el territorio con una receta que presenta pocas variantes. Sirve de base para muchos guisos y se puede usar drectamente sobre patacones, arepas, carnes o pescado.
2 tomates maduros
1 cebolla cabezona mediana
1 rama de cebollin
1 diente de ajo
3 o 4 ajíes dulces
Sal y pimienta al gusto
Aceite vegetal
Pele, quite las semillas al tomate y píquelo finamente. Pique también  los ajíes, la cebolla, el cebollín y el diente de ajo. Coloque en una sartén el aceite y agregue primero la cebolla, el cebollín y el ajo hasta que estén transparente y larguen olor. Adicione el tomate y  el ají. Si es necesario un poco de agua. Revuelva bien y deje cocinar por unos minutos. Agregue sal y pimienta. Rectifique la sazón, apague y listo.


ENSALADA VERDE
Lechuga bogotana
Tomates verdes
Pepino cohombro
Cebolla blanca
Germinados

La lechuga se deshoja y se mete en agua con vinagre por cinco minutos y después se escurre y se pica con las manos, los tomates y el pepino se rebana fino con la mandolina. La cebolla se pica finamente. Esto se presenta en plato de ensalada arreglado a su gusto con los germinados y se adereza con una vinagreta hecha con 3 cucharadas de aceite de oliva, 1 cucharada de vinagre, sal, azúcar y pimienta al gusto.

3 comentarios:

  1. Me pareció espectacular la receta de los tomates verdes¿En vegetariano como sería? ayúdame con eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Melitza, si tu dieta no te permite usar yogurt ni huevo para rebozar, puedes usar uno de los reemplazos veganos como linaza o avena en hojuelas licuadas. Si evitas los aceites, puedes hornear en vez de freír. Gracias por seguir el blog.

      Eliminar