lunes, 15 de septiembre de 2014

ESPINACA

 La espinaca es un excelente recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es también rica en fitonutrientes, especialmente el beta-caroteno y la luteína, convirtiéndola en un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular. Sus tallos son más ricos en fibra que las hojas.
Además promueve el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos, aumenta la fuerza muscular, ayuda a bajar de peso y favorece el tránsito intestinal y por si fuera poco mejora la visión y mantiene la presión arterial balanceada.
Sin embargo se recomienda hervirla brevemente o saltearlas antes de consumirlas para reducir el contenido de oxalatos, que interfieren con la absorción del calcio, contribuyen a la formación de cálculos renales y afectan a las personas que sufren de gota, artritis reumatoide o artrosis.
Estas son las recetas con espinacas que voy a compartir hoy.

LASAÑA DE ESPINACA
 400 gr de espinacas 
150 gr de tocino
250 gr de queso ricotta
1 cebolla
Hojas de lasaña precocida
Queso emmental rallado
Sal y Pimienta
Para la bechamel:
350 ml de leche
3 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de harina
Nuez moscada
sal y pimienta
Pelar y cortar en trozos pequeños la cebolla. Hacer trocitos con el tocino. Calentar 2 cucharadas de aceite y rehogar la cebolla y el tocino. Añadir después las espinacas cortadas en tiras delgadas,  hasta que hayan soltado todo el jugo. En este momento retirar del fuego, añadir el queso ricotta y mezclar bien.
Para elaborar la bechamel templamos la leche. Ponemos el aceite en una sartén y cuando este caliente se añade la harina que se tostará sin dejar de remover y a fuego lento, una vez doradita se añade poco a poco la leche sin parar de batir para evitar grumos. Una vez haya espesado se añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
Engrasar una fuente de hornear  y cubrir  el fondo con salsa bechamel, luego una capa de  lasaña. Añadir por encima la mezcla preparada de espinacas. Así hasta cubrir 3 capas. Por encima cubriremos con más bechamel y queso emmental al gusto. Meteremos en el horno durante 30 minutos a 180ºC.

ESPINACAS SALTEADAS                                        

2 mazos grandes de espinaca
2 dientes de ajo
1 cebolla cabezona grande
Aceite
Sal y pimienta
Lavar, escurrir y picar las espinacas en tiras delgadas. En una sartén grande calentar el aceite y saltear los ajos y la cebolla. Cuando suelten olor y se vean transparentes, agregar la espinaca y rehogar hasta que pierda volumen. Salpimentar y servir.

CREMA DE ESPINACAS                                          
1 mazo de espinacas
1 cebolla
1 diente de ajo
2 cucharadas de avena en hojuelas
100 g de crema de leche o leche evaporada (opcional)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
En una olla con aceite salteamos la cebolla y el ajo picaditos. Luego agregamos la espinaca revolvemos un poco, agregamos sal,  cubrimos con agua y adicionamos la avena.  Dejamos hervir de 5 a 10 minutos y apagamos. Una vez cocida retiramos parte del agua y procesamos hasta que quede una textura a nuestro gusto. Si la prefieres más líquida se añade agua de la cocción. Se adiciona la crema o la leche. Se rectifica la sazón. Esta crema se puede acompañar con croutones, queso rallado o huevo escalfado.

ESPINACA SALTEADAS CON CHAMPIÑONES Y PAPA


1 mazo grande de espinaca
250 g de champiñones
250 g de papa criolla
1 cebolla cabezona
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Lave, escurra  y corte la espinaca en tiras. Limpie  y corte  en láminas los champiñones. Pique finamente la cebolla y el ajo. En una sartén  caliente el aceite de oliva y agregue la cebolla y el ajo. Cuando suelten olor, agregue los champiñones y la papa. Rehogue unos cinco minutos. Agregue la espinaca y sazone con sal y pimienta. Revuelva para que todos los ingredientes se mezclen. Apenas la espinaca pierda volumen y se torne un poco más oscura está lista para servir.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario