domingo, 28 de septiembre de 2014

BERENJENA

Los flavonoides que le dan el color a la piel de la berenjena tienen propiedades antioxidantes, por lo que se recomienda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer. El fruto,  así mismo,  contiene estatinas que se emplean en el tratamiento de las dislipemias (problemas con las grasas). Ayuda a reducir el colesterol y a prevenir la arterioesclerosis. También reduce los niveles de glicemia, lo cual es beneficioso para los diabéticos.
La pasta del fruto machacado se utiliza como bálsamo aplicado a la piel quemada por el sol. También calma los dolores reumáticos tomando el agua de este fruto machacado y dejado en reposo un día completo.
La berenjena contiene, en pequeñas cantidades, un alcaloide glucosilado llamado solasonina que es toxico. Existe una polémica entre los que dicen que  se debe consumir cocida para eliminar la toxicidad y los que dicen que la solasonina es tan poca que no es toxica consumirla cruda y que además la cocción no elimina la solasonina. Mientras se ponen de acuerdo, se recomienda consumirla cocida para evitar cualquier tipo de efecto no deseado.
Si se combina con otros alimentos como el salvado de avena y brotes de soja, se podrá obtener un remedio casero y natural para bajar el colesterol y triglicéridos altos, así como también para perder peso.
He aquí las recetas con berenjenas que les dejo.

BERENJENAS RELLENAS
6 berenjenas pequeñas
1/2 libra de carne molida
1/2 taza de aroz crudo
1 cebolla grande
sal y pimienta
Tomates
Limón 
Se   parten las berenjenas  en el extremo y  con cuidado se van ahuecando hasta sacarles todas las tripas. La carne se muele con bastante cebolla y se le pone un poquito de arroz crudo – muy poquito-, sal y pimienta. Se revuelve todo bien. Si la carne es magra se le agrega un poquito de grasa, se le pone un poquito de agua o tomates sancochados para que la carne quede floja y con este picado se rellenan las berenjenas, que no queden muy llenas ya que al cocinarse el arroz aumenta. Se ponen en una olla se les intercalan torrejas de tomate, agua que cubra las berenjenas, se le exprime un limón y se le añaden ajos machacados y un poquito de sal. Se pone a fuego lento tapando la olla.

BORONÍA
1 plátano maduro
2 berenjenas medianas
1 cebolla
1 tomate
1 diente de ajo
1 cucharada de aceite
El plátano y la berenjena se pelan y cortan en pedazos medianos. Se llevan a cocinar en poco agua con una pizca  de sal, de manera que cuando estén cocidos no haya que botar el agua sobrante y se machacan con trinche o molinillo. En una sartén, se sofríe la cebolla picadita y el ajo machacado,  en la  cucharada de aceite hasta que larguen olor, sin dejarlos quemar. Se agrega  el tomate pelado y picado y se deja a fuego lento un rato, revolviendo constantemente  hasta que los ingredientes estén desbaratados.
Cuando esté listo el guiso se revuelve con el plátano y la berenjena, se rectifica la sazón agregándole más sal si es necesario y se baja del fogón. No se debe usar vinagre o limón.

CAPONATA
2 o 3 berenjenas
1 cebolla grande
1 tomate maduro
1 penca de apio
Aceitunas
Alcaparra
Almendras
Azúcar, vinagre y sal
Aceite de oliva 
Las berenjenas se lavan y pican en cuadros pequeños y se colocan en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que tome color, la cebolla cortada en julianas se coloca en otra sartén con aceite de oliva y  el apio picado en cuadritos. Se van removiendo al tiempo las dos sartenes. Cuando la berenjena tenga la consistencia deseada se le agrega el tomate pelado y picado, las alcaparras y las aceitunas picadas. Se sigue removiendo. Cuando la cebolla y el apio estén transparentes se les agregan las almendras y se remueve hasta que comiencen a dorar, entonces, se agrega el  azúcar disuelto en el vinagre, se remueve y se deja reducir. Luego se juntan las dos preparaciones, se rectifica la sal y se sirve fría o caliente como entrada o con carnes.

CROQUETAS DE BERENJENA
2 berenjenas
Pan rallado
Queso parmesano rallado
Hojas de albahaca y orégano
Sal y pimienta
1 huevo

Las berenjenas se envuelven en papel aluminio y se asan al horno o sobre fuego. Cuando enfríen se les quita la corteza y la pulpa se coloca en un tazón. Con trinche se termina de desmenuzar y se aparta. El pan de sal se ralla y se cuela, separando la parte gruesa de la fina. Las hojas de albahaca y orégano se pican finamente. Luego agregamos a la berenjena la parte gruesa del pan rallado, el queso parmesano, las hojas picadas, sal y pimienta. Se revuelve bien para que los ingredientes se integren y se deja reposar para que el pan absorba la humedad de la berenjena.Se pone a calentar una sartén con aceite para fritar. 
Se bate el huevo y  se le agrega un poquito de sal y pimienta. Se arman las bolitas de berenjena se pasan por huevo, pan rallado y se fríen en el aceite caliente. Cuando se vean doradas se sacan y se escurren en papel.


ENSALADA DE BERENJENA

3 berenjenas
1 tomate maduro pero firme
2 diente de ajo
1 ramita de romero o tomillo
1 lechuga
Vinagreta
Cortamos las berenjenas, sin pelar, en trozos pequeños y las colocamos en un refractario junto con los ajos y el romero picaditos. Agregamos un chorrito de aceite de oliva y removemos para que se impregnen las esencias. Llevamos a un horno precalentado a 180°C por aproximadamente 30 minutos. Pasamos a un bol y dejamos enfriar. Luego agregamos el tomate cortado en cubo, la lechuga cortada a mano y la vinagreta que hacemos con tres cucharadas de aceite de oliva, una de vinagre y sal y pimienta al gusto.

lunes, 15 de septiembre de 2014

ESPINACA

 La espinaca es un excelente recurso natural de vitaminas, fibras y minerales, que en comparación con las carnes, aporta pocas calorías y no contiene grasas. Es también rica en fitonutrientes, especialmente el beta-caroteno y la luteína, convirtiéndola en un vegetal con propiedades antioxidantes que nos protegen del daño celular. Sus tallos son más ricos en fibra que las hojas.
Además promueve el transporte y depósito de oxígeno en los tejidos, aumenta la fuerza muscular, ayuda a bajar de peso y favorece el tránsito intestinal y por si fuera poco mejora la visión y mantiene la presión arterial balanceada.
Sin embargo se recomienda hervirla brevemente o saltearlas antes de consumirlas para reducir el contenido de oxalatos, que interfieren con la absorción del calcio, contribuyen a la formación de cálculos renales y afectan a las personas que sufren de gota, artritis reumatoide o artrosis.
Estas son las recetas con espinacas que voy a compartir hoy.

LASAÑA DE ESPINACA
 400 gr de espinacas 
150 gr de tocino
250 gr de queso ricotta
1 cebolla
Hojas de lasaña precocida
Queso emmental rallado
Sal y Pimienta
Para la bechamel:
350 ml de leche
3 cucharadas de aceite de oliva
3 cucharadas de harina
Nuez moscada
sal y pimienta
Pelar y cortar en trozos pequeños la cebolla. Hacer trocitos con el tocino. Calentar 2 cucharadas de aceite y rehogar la cebolla y el tocino. Añadir después las espinacas cortadas en tiras delgadas,  hasta que hayan soltado todo el jugo. En este momento retirar del fuego, añadir el queso ricotta y mezclar bien.
Para elaborar la bechamel templamos la leche. Ponemos el aceite en una sartén y cuando este caliente se añade la harina que se tostará sin dejar de remover y a fuego lento, una vez doradita se añade poco a poco la leche sin parar de batir para evitar grumos. Una vez haya espesado se añade sal, pimienta y nuez moscada al gusto.
Engrasar una fuente de hornear  y cubrir  el fondo con salsa bechamel, luego una capa de  lasaña. Añadir por encima la mezcla preparada de espinacas. Así hasta cubrir 3 capas. Por encima cubriremos con más bechamel y queso emmental al gusto. Meteremos en el horno durante 30 minutos a 180ºC.

ESPINACAS SALTEADAS                                        

2 mazos grandes de espinaca
2 dientes de ajo
1 cebolla cabezona grande
Aceite
Sal y pimienta
Lavar, escurrir y picar las espinacas en tiras delgadas. En una sartén grande calentar el aceite y saltear los ajos y la cebolla. Cuando suelten olor y se vean transparentes, agregar la espinaca y rehogar hasta que pierda volumen. Salpimentar y servir.

CREMA DE ESPINACAS                                          
1 mazo de espinacas
1 cebolla
1 diente de ajo
2 cucharadas de avena en hojuelas
100 g de crema de leche o leche evaporada (opcional)
Aceite de oliva
Sal y pimienta
En una olla con aceite salteamos la cebolla y el ajo picaditos. Luego agregamos la espinaca revolvemos un poco, agregamos sal,  cubrimos con agua y adicionamos la avena.  Dejamos hervir de 5 a 10 minutos y apagamos. Una vez cocida retiramos parte del agua y procesamos hasta que quede una textura a nuestro gusto. Si la prefieres más líquida se añade agua de la cocción. Se adiciona la crema o la leche. Se rectifica la sazón. Esta crema se puede acompañar con croutones, queso rallado o huevo escalfado.

ESPINACA SALTEADAS CON CHAMPIÑONES Y PAPA


1 mazo grande de espinaca
250 g de champiñones
250 g de papa criolla
1 cebolla cabezona
2 dientes de ajo
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto
Lave, escurra  y corte la espinaca en tiras. Limpie  y corte  en láminas los champiñones. Pique finamente la cebolla y el ajo. En una sartén  caliente el aceite de oliva y agregue la cebolla y el ajo. Cuando suelten olor, agregue los champiñones y la papa. Rehogue unos cinco minutos. Agregue la espinaca y sazone con sal y pimienta. Revuelva para que todos los ingredientes se mezclen. Apenas la espinaca pierda volumen y se torne un poco más oscura está lista para servir.

sábado, 6 de septiembre de 2014

ALCACHOFA


La alcachofa sólo contiene 40 ò 50 calorías y se utiliza en muchas dietas de adelgazamiento. Además la alcachofa contiene Vitaminas A, B6, Calcio, Fósforo, Hierro, Glúcidos, Proteínas, H. de Carbono, Magnesio, Potasio y Sodio.
Beneficios y propiedades. Recomendada para los problemas digestivos y metabólicos, es depurativo, regulariza el intestino y fortalece el sistema inmunitario.
Es buena para las Cefaleas, anti-colesterol, diurética,  depurativa de la sangre, reconstituyente.

Algunas recetas con alcachofas.

ALCACHOFAS CON CHAMPIÑONES 
12 alcachofas
300 gramos de champiñones
125 gramos de  bechamel
75 gramos de margarina
20 cc de jugo de limón
Sal y pimienta 
Cortar los tallos de las alcachofas y despuntar las mismas. Rociar los fondos con el zumo de limón y poner a cocer con agua y sal hasta que estén tiernas.
Se lavan los champiñones y se seccionan en trozos pequeños. Se ponen en una sartén con aceite y cuando estén blandos se retiran.
Hacer la salsa bechamel con 1/2  litro de leche, 2 cucharadas de  margarina , 2 cucharadas de harina, sal y pimienta. Se derrite la margarina y se agrega la harina, se revuelve bien y poco a poco se agrega la leche hirviendo. Sazone con sal y pimienta y cocine hasta que espese suave.
Disponer en una fuente las alcachofas, encima de éstas los champiñones y rociar todo con la bechamel. Poner trocitos de margarina por encima del preparado e introducir en el horno, para gratinar, durante 15 minutos.

ALCACHOFAS RELLENAS 
8 alcachofas
200 g jamón cocido
200 g queso rallado
150 ml salsa bechamel
100 ml vino blanco
Mantequilla y sal 
Primero cortamos las puntas y los tallos de las alcachofas y le vaciamos el centro a cada una. Aparte, ponemos a calentar abundante agua en una cazuela y hervimos las alcachofas durante 30 minutos. Mientras, picamos el jamón cocido y lo mezclamos con la salsa bechamel. Ponemos a precalentar el horno.
Pasados los 30 minutos sacamos las alcachofas y las vamos rellenando con la bechamel y colocando en una fuente de horno untada con mantequilla.
Una vez todas estén rellenas, sazonamos, espolvoreamos con queso rallado por encima, echamos el vino blanco en la fuente y horneamos a 170º durante 20 minutos. Servimos enseguida.

HUEVOS REVUELTOS CON ALCACHOFA
4 alcachofas
1 limón
1 cucharada de perejil picadito
Sal,  pimienta, aceite
Margarina
8 huevos
8 cucharadas de leche o crema
Limpie las alcachofas, córteles las puntas de las hojas y los tallos, córtelas finamente y déjelas en remojo por una hora en agua con limón. Cuélelas y colóquelas en una sartén, con 2 o 3 cucharadas de aceite, mézclelas unos minutos, luego añádales el perejil, una pizca de sal y pimienta y un poco de agua. Cocínelas a fuego moderado, agregando más agua (cucharada por cucharada) si se secan demasiado.
Cuando estén blandas bata los huevos en un tazón, agregándoles la leche o  la crema, una pizca de sal y pimienta y varios trocitos de margarina. Vierta esta mezcla sobre las alcachofas, revolviendo rápidamente con una cuchara de madera, llevando los bordes hacia el centro. Los huevos estarán listos en cuanto empiecen a cuajarse. Sírvalos inmediatamente.

ENSALADA DE ALCACHOFA
1 kilo de alcachofas tiernas.
4 cebollas medianas.
Queso fresco (opcional)
Cortezas de limón.
Aceite, sal y vinagre.
Media lechuga.
Limpia las alcachofas y córtalas en cuatro trozos. Hiérvelas en agua con la corteza de limón. Limpia las cebollas y córtalas en cuatro trozos; hiérvelas separadas de las alcachofas. Escurre todo y pásalo por agua fría.
Coloca en una bandeja la lechuga,  las alcachofas, las cebollas y el queso. Adereza con aceite, sal y vinagre al gusto; puedes añadirle alguna especie o hierba aromática como el hinojo, que le dará un toque especial.
Si las alcachofas son muy tiernas pueden usarse completamente crudas, simplemente frotándolas con un poco de limón para evitar la oxidación.